youtube twiter facebook
 

Frente a los desafíos de la sociedad  argentina del Siglo XXI queremos ayudar a través de la educación a formar ciudadanos responsables y creativos  que hagan realidad la dignidad de la persona humana, la defensa de la vida desde su origen, la convivencia ético – política en el sistema democrático y la paz en la justicia y la solidaridad.
Nuestra misión  educativa incluye desarrollar y promover  el valor del estudio cotidiano, de la reflexión y el pensamiento profundo; la participación responsable, el diálogo, la  amistad, el respeto al otro, la reconciliación, el acercamiento social y el servicio comunitario en función de un pluralismo enriquecedor que reconoce la diversidad.
El Colegio opta por la apertura a todos los sectores de la sociedad sin discriminación.

Participamos del sistema educativo público de gestión privada  ofreciendo el servicio educativo desde la Sala Maternal y  en los Niveles Inicial y  Pre-escolar, EGB1, EGB2, EGB3 y Nivel Polimodal en sus modalidades de Comunicación Arte y Diseño, Ciencias Naturales y Economía y Gestión de las Organizaciones.
La promulgación de la Ley de Provincial de Educación N° 13.688  establece una nueva estructura curricular determinando que en el nivel Inicial las Salas de 4 y 5 años tienen carácter  obligatorio  y, la educación Primaria y Secundaria constarán de 6 años cada uno con cumplimiento obligatorio.
Ofrecemos un programa de actividades extracurriculares obligatorias y optativas donde nuestros alumnos pueden encontrar diversas propuestas de aprendizajes en idioma, informática, deportes, teatro, actividades manuales, música y recreaciones varias que han sido orientadas y planificadas para desarrollar diferentes  habilidades en un marco mas específico acorde a sus aptitudes vocacionales.
Atentos a la prevención de la salud, la escuela cuenta con un Servicio Médico atendido por profesionales especializados que anualmente, mediante la aprobación de los Señores Padres, realiza una evaluación clínica, control de visión y  examen odontológico con el objetivo de ofrecerle a las familias un diagnóstico que de presentar alguna dificultad será derivado para una atención específica referente al problema, para el Nivel Inicial se realiza además una evaluación fonoaudiológica con audiometría. También el Departamento de Salud brinda charlas a los padres sobre los temas más variados en materia de salud y cuidado.
Para una mejor orientación ante problemas de aprendizaje o disciplinarios los docentes y los padres reciben el asesoramiento del personal del Gabinete Psicopedagógico conformado por personal especializado.
Contamos con un sistema de becas reglamentado que aporta una reducción de aranceles para ayudar a las familias a enfrentar dificultades socio-económicas y así poder acceder a la educación que han elegido.
Concebimos al Colegio como una comunidad que abarca con la mayor responsabilidad todos los aspectos que constituyen la calidad de vida de nuestros educandos y que desea hacer de su Colegio un ámbito de soluciones que van más allá de lo meramente académico. En el diálogo en el que se transmite críticamente la cultura, se reciben inquietudes y planteamientos, se ofrecen con honestidad y profundidad las respuestas que conduzcan a la búsqueda del bien y se propician acuerdos prudentes ayudando a las personas a madurar con actitudes sinceras de discernimiento.

De igual forma promovemos que como comunidad educativa consolide sus raíces reconociendo y conociendo la historia de la Argentina, fomentando el amor a la propia tradición cultural a través de experiencias concretas de acercamiento y aprecio de la misma y desde una sencilla y profunda valoración de lo propio. Es una realidad que en un mundo globalizado no podemos quedarnos sólo dentro de nuestras fronteras, además así también lo plantean los programas curriculares vigentes, pero nos adentramos al valor de nuestro suelo, nuestras costumbres y nuestra identidad para fortalecer el sentido de pertenencia, y desde ahí, abrirnos al encuentro de lo diverso y plural. Dentro de este marco es nuestra intención plantear una educación lo más inclusiva posible rechazando intencionalidades excluyentes y exclusivas.

En la sociedad del conocimiento, la ciencia, la tecnología y los medios de comunicación traen nuevas demandas que conllevan áreas de nuevas alfabetizaciones, de nuevos métodos y técnicas educativas y de desarrollo de nuevas competencias en nuestros alumnos. Reconociendo su necesidad, advertimos sin embargo que sin un trabajo cuidadoso enseñando y aprendiendo dentro de un contexto de valores podemos entrar en la competitividad mal entendida y en  individualismos que crean nuevas fronteras de exclusión y sufrimiento. Por ello nos comprometemos en la formación de personas competentes, pero no competitivas, con sentido de perfección, pero con y para los demás.
                   
        
El fin último que pretende el Colegio es entonces  la formación integral de las personas, en sus aspectos espirituales, intelectuales, afectivos y sociales,  rigor intelectual, apertura de corazón, sensibilidad, creatividad y laboriosidad, para que puedan contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de las familias y de la sociedad.-.

Contamos con un grupo humano calificado profesionalmente y comprometido personalmente con una propuesta educativa sólida e innovadora que ayuda a descubrir su vocación humana  y su misión en la vida, a servir a otros en el contexto de sus familias, sociedad y país, a  estar abiertos desde la propia identidad a toda reflexión y acción digna de la persona humana, a aprender a discernir lo que es bueno o no para si mismo y para los demás. Nuestra educación trabaja no solo en la formación intelectual de los estudiantes, sino en su desarrollo espiritual, moral, afectivo y psicológico, y en la integración de todas estas dimensiones.
El seguimiento personal ayuda a alcanzar las metas de esta formación integral, en el marco de la comunidad educativa donde contamos con la participación activa de las familias.
Propiciamos la búsqueda de la excelencia en su concepción humana lo más integrada y equilibrada posible, como nota distintiva, junto al aliento y desarrollo de los talentos personales de cada alumno.
La exigencia y firmeza en el estudio serio y profundo, en el cumplimiento de las normas, en el trabajo responsable y bien hecho, personal y grupal y en las demás actividades de la vida escolar.
La cooperación y participación responsable de los alumnos en su propia formación, de acuerdo a la etapa evolutiva y a sus contextos.
La libertad de expresión e iniciativa de todos los miembros de la comunidad educativa en el marco del respeto a la dignidad de las personas y el ejercicio de la responsabilidad por la misión de cada uno.
      
Insistimos en el logro cotidiano de la formación de un pensamiento reflexivo, crítico y en una comunicación interpersonal madura y efectiva según la etapa evolutiva de cada uno creando las condiciones de un razonamiento claro y lógico, y de las capacidades interpersonales de comunicación oral y escrita. Queremos enseñar a pensar y a interpretar con espíritu crítico el cúmulo de datos que nos inunda y a actuar con rectitud para llevar a cabo el proceso de formación integral.
Entendemos que debemos permanecer en la búsqueda y el diálogo para obtener una educación abierta e integrada, no cerrada en la especialización apresurada, capaz de formar la sabiduría que va unida a la conciencia  más que a las habilidades instrumentales, sin desconocer su importancia pero jerarquizando su lugar.
Una profunda formación humanística está en el centro de nuestra Propuesta Curricular manteniendo un sentido del tiempo que ubica a la educación como un camino de largo aliento y tarea de toda la vida.-
Como en toda siembra, los resultados no se ven inmediatamente. Comenzamos un proceso de formación integral, junto a las familias, que no finaliza al terminar los años de la educación formal puesto que la reduciría a una concepción inmediatista que obtiene un producto instantáneo.
Respetando la diversidad de nuestra sociedad, nuestro modelo educativo se aboca a la atención personal de los alumnos y los sistemas de orientación y tutorías, mediante el conocimiento y  la aceptación de su persona y contexto, valorando no solo el rendimiento académico, sino las cualidades humanas, necesidades e intereses, atención y participación por los aspectos comunitarios y pro sociales, su capacidad de reflexionar y comunicarse en grupo, de convivir y trabajar por los demás a través de acciones comunitarias; teniendo en cuenta no solo resultados coyunturales sino todo el proceso educativo y socio cultural.

         Podemos sintetizar su desarrollo en cinco momentos:

     1)     Situar la realidad en un contexto de aprendizaje, personal, familiar institucional y en un contexto cultural, social, económico y  político.

     2)      La experiencia, que va más allá de la comprensión meramente cognitiva y afecta a toda la persona que aprende, mente, corazón y voluntad y a todos los ámbitos del Colegio. Si el sentimiento interno no se une al conocimiento intelectual el aprendizaje no moverá a la acción. Y es aprendizaje el encuentro fraternal, la celebración, la actividad del aula y las actividades extra-muros.

     3)      La reflexión, descubriendo el sentido de la experiencia, directa o indirecta, propia o ajena, aprendiendo a comprender, entender y juzgar, a investigar y pensar, a  razonar, a argumentar y a discernir.

      4)      La acción, consecuente con los pasos anteriores, expresada en la decisión y en las acciones internas y externas  correspondientes, movilizando y ejercitando la voluntad.
 

  •    La evaluación, de las acciones y procesos, enseñando a hacer las cosas  correctas, lo mejor posible, y bien hechas desde el principio. La evaluación no se refiere solo al proceso de aprendizaje de los alumnos sino a todos los procesos de  la institución educativa.

 
LOS PARTICIPANTES EN EL PROCESO EDUCATIVO

Entendemos la educación como un proceso intencionado, permanente, consustancial a la vida del hombre, que permite no sólo adquirir saberes, sino sobre todo desarrollar valores, capacidades y habilidades. Para desempeñarnos bien, es decir, con calidez y efectividad, esta educación, que es personal y comunitaria,  requiere que alumnos, profesores y padres de familia estén de acuerdo en algunas actitudes básicas:

ACTITUD del alumno

El alumno, de acuerdo a su nivel de madurez, es una persona capaz de aprender a descubrir el mundo, a resolver sus problemas y tomar decisiones, en un proceso constante, de interrelación con su medio y de formación de su voluntad y carácter.
Conociendo con claridad lo que se espera de él, asume una actitud activa en vista al logro de esas metas. El alumno tendrá su plan de trabajo y se comprometerá a realizarlo. Aprenderá a llevar a su propio control personal de logros, y cada vez más conscientemente organizará sus actividades y su tiempo, reconociendo lo que ha logrado y lo que le falta, aceptando sus habilidades y sus limitaciones. Adquirirá progresivamente una auto imagen realista, una visión positiva del mundo a través de todo su quehacer y una capacidad de expresar su interioridad y de trascender.-

ACTITUD del docente

El docente, es orientador, animador, guía cuidadoso del proceso de aprendizaje y respetuoso de las diferencias y ritmos individuales. Enriquece con su estilo personal y pedagógico el Proyecto Educativo Institucional. Sabe que los niños y jóvenes esperan de él una guía segura y un modelo consistente, capaz de motivar y exigir, de comprender y dirigir, y sobre todo, de responder adecuadamente a las distintas situaciones de la vida escolar. Su función va más allá de la mera transmisión de conocimientos. Animará al alumno hacia el logro de la autonomía, proponiéndole medios, instrumentos y experiencias educativas que permitan al niño/joven su interacción  con los demás y con su mundo. Conocedor de la cultura juvenil e infantil, el docente / tutor / maestra procurará desarrollar un clima que permita al alumno encarar con alegría y esperanza su proceso de formación personal. Para esto el docente estará permanentemente perfeccionando sus competencias pedagógicas y humanas.-

ACTITUD de los padres

Los padres desde su condición natural de primeros responsables de la educación de sus hijos se preocuparán por conocer este modelo educativo y comprometerse con él. Comprenderán a sus hijos como son, respetando sus capacidades y ritmos, conociendo sus talentos, exigiéndoles lo que pueden dar, ayudándoles a descubrirse a sí mismos, y mostrándose ante ellos. Los acompañarán en su crecimiento  y los invitarán a vivir en familia los valores y actitudes fundamentales compartidas con el Colegio. Se preocuparán de su propia formación como adultos y padres de familia participando en la vida de la comunidad educativa en busca de una armonía profunda entre la escuela y el hogar.

ACTITUD de otros miembros de la comunidad

Los otros miembros de la comunidad: colaboradores, administrativos y auxiliares, se preocuparán por conocer este modelo educativo y comprometerse con él, ya que también influyen en la formación de los alumnos. En ese sentido son modelos de vida y servicio que forman parte activa de la comunidad educativa.